Apuestan por la Digitalización y la «conciencia verde»

Digitalización y “conciencia verde”: la gran apuesta de inversionistas

Redacción/ Sur Media Madrid/ Moris Beracha

La tendencia es cada vez más evidente. Las llamadas “nuevas tecnologías” aceleraron la carrera y debido al advenimiento de la crisis sanitaria entraron de lleno en nuestras vidas. Avances que estaban en plena etapa de investigación y desarrollo, con miras a ingresar al mercado en aproximadamente cinco o diez años, de repente irrumpieron en la cotidianidad personal y empresarial.

Y es así como, en un abrir y cerrar de ojos, de repente nos vimos envueltos en una vorágine de cambios que ineludiblemente y sin preparación alguna nos acercaron al límite entre la realidad y la ficción. Eso que denominábamos “futuro”, se convirtió en nuestro “presente”. Y allí vamos, adaptándonos a la “nueva realidad” impuesta por la pandemia.

Ello hace posible que una gran cantidad de inversionistas dedicaran gran parte de su estrategia a mirar con denodado interés la oferta de empresas tecnológicas que siguen abriéndose puertas en las carteras de inversión. La digitalización llegó para quedarse. Y eso ha sido comprendido de manera muy clara por las grandes firmas de análisis de mercado, las cuales han cambiado drásticamente su percepción y ya no consideran tan riesgosa la colocación de recursos en acciones de compañías tecnológicas.

Un tanto similar ocurre con el caso de las llamadas empresas con “conciencia verde”. Los capitales han comprendido también que el mundo post pandemia es uno de los principales aspectos de interés en este nuevo despertar de conciencia. 2020 fue el año de arraigo de la mentalidad de conservación del planeta y de sus recursos naturales. La aparición de la COVID-19 y los estragos que ha generado a su paso intensificó los proyectos, débilmente iniciados en años anteriores por gobiernos, empresas, inversores y sociedades civiles, orientados hacia la consecución de emisiones netas cero de CO2.

Una onda más verde ha contagiado al ámbito financiero. Es así como tenemos que una importante cantidad de fondos de inversión europeos, entre los que se cuentan varios de origen español, puntean por potenciar la inversión en empresas de impacto digital y en aquellas que apoyen la transición ecológica. Pese a los pronósticos de que el petróleo y el gas permanecerán por algunas décadas más en la vida de los países, la sostenibilidad y la digitalización marcan la hoja de ruta.

La Bolsa de España ofrece interesantes y atractivas ofertas para la inversión en ese sentido, y los capitales para nada han despreciado la tentación de hacerse de unas cuantas acciones en empresas tecnológicas y en otras que sin serlo, han lanzado interesantes propuestas de reacomodo y de cambios profundo en los temas ambientales y de sostenibilidad.

Al respecto, el parque bursátil español reporta un interesante dato: el año pasado 1 de cada 10 euros en financiación en el mercado de capitales en España fue “sostenible”, lo que representa un crecimiento de casi 18% con relación a 2019. La oferta sigue creciendo y las economías y las oportunidades de inversión continúan adaptándose a los cambios.

Entonces las apuestas están más que claras para inversionistas propios y extraños: el futuro se muestra tecnológico y verde…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *