El fantasma de la recesión pasea por Europa

El fantasma de la recesión se pasea por Europa, hay que ahuyentarlo

Redacción/ Sur Media Madrid
Por Moris Beracha

Y cuando se creía que la crisis estaba comenzando a superarse, un rebrote de la pandemia pone a las autoridades financieras y gobiernos de Europa en ascuas acerca de cuáles serán las consecuencias de la reaparición de la enfermedad.

Analistas de Goldman Sachs y Morgan Stanley alertan de que el PIB de la eurozona caerá más de 2% entre octubre y diciembre por los confinamientos y restricciones.

La recuperación económica que comenzó a hacerse visible durante el tercer trimestre en toda Europa, superando ampliamente las expectativas, podría tener inmensas debilidades y fallas.

Ambas firmas, además, aseguran que Europa está a las puertas de una segunda recesión en el cuarto trimestre, debido a la rápida escalada de contagios en cada vez más países y a la imposición de mayores confinamientos y medidas sanitarias.

Por tal sentido, los analistas se vieron en la necesidad de revisar sus proyecciones de crecimiento para la eurozona. Goldman Sachs reajustó el indicador de 2,3% en positivo a -2.2%. Morgan Stanley coincide con este número, pero va más allá y con menos optimismo: el arranque será muy flojo con un crecimiento de apenas 1%.

El regreso de la Covid-19 a la eurozona definitivamente está haciendo que la recuperación, que se había iniciado sea cortada abruptamente y comience con un proceso de reversión. Las medidas de confinamiento están siendo en algunos países incluso algo más duras que en la primera oleada de la enfermedad, lo que está impactando negativamente al sector comercial y productivo.

Países con un importante músculo financiero, que resistieron en la etapa inicial y sortearon satisfactoriamente todos los obstáculos que supuso el cierre de la economía por varios meses, están temiendo que esta segunda oleada del coronavirus definitivamente los saque del juego.

Los préstamos al sector financiero resultan en extremos costosos y el mantenimiento de los puestos de trabajo, con una producción que a veces ronda en el mínimo de la operatividad, no deja rentabilidad alguna.

Con todo ello, aún resulta poco previsible vaticinar en qué momento volverá a reabrirse la economía. Lo cierto del caso es que los gobiernos tienen aún frescas las experiencias por las cuales atravesaron la primera vez y se espera que las lecciones hayan sido aprendidas, ante lo cual el impacto económico por el regreso del visitante no deseado debería ser en menor dimensión.

De todas maneras, hay que estar alerta para poder, a través de la implementación de fórmulas y mecanismos de auxilio financiero y planes diseñados de acuerdo con las necesidades de cada geografía en particular, ahuyentar al fantasma de la recesión…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *