Parque Warner: un verano para olvidar

Parque Warner: resistencia de Parques Reunidos en un verano para olvidar

Desde AEPA insisten en que “tiene pulmón para soportar este varapalo”.

Redacción/ Sur Media Madrid

El sector turístico está gravemente dañado como consecuencia de la crisis económica tras estallar la pandemia del coronavirus en nuestro país. Los parques de atracciones, temáticos y de ocio españoles se desangran, pero Parques Reunidos goza de “pulmón” para soportar estas pérdidas millonarias.

En declaraciones del presidente de la Asociación Española de Parques de Atracciones (AEPA), Guillermo Cruz, se ha muestrado muy preocupado ante los datos del primer verano post covid-19: “Es un desastre, casi dramático. El sector está sufriendo enormemente y necesitamos ayuda con urgencia”.

Esta asociación que representa a la mayor parte de parques de atracciones, temáticos y de ocio en España, aseguran que están sufriendo una caída en los ingresos de hasta el 80% respecto a años anteriores. Y solicitan una batería de medidas económicas por parte del Gobierno para evitar cierres definitivos de algunos centros, y la pérdida de hasta 85.000 puestos de trabajo.

En el caso de Parques Reunidos, la caída de ingresos es menor, debido a su organización, tipología de centros y sus localizaciones geográficas. Así, desde AEPA insisten en que “tiene pulmón para soportar este varapalo”.

La compañía que engloba centros tan emblemáticos como Parque de Atracciones de Madrid, Zoo Aquarium de Madrid o Parque Warner, cuenta con más de 60 parques de atracciones repartidos en once países, se posiciona como el segundo operador de parques de ocio en Europa, y el octavo mayor en el mundo en términos de afluencia, con un total de 20 millones de personas que visitan sus instalaciones cada año.

Pero este verano todo ha cambiado. Los empresarios esperaban salvar la temporada de verano gracias a las atracciones acuáticas, y la fuerte inversión en protocolos y medidas sanitarias para minimizar un posible contagio de coronavirus.

Sin embargo, la realidad ha sido otra: la afluencia ha caído estrepitosamente, y desde AEPA aún no dan crédito, ya que cerca del 90% de las atracciones son al aire libre. Pero, por el momento, se desconocen los datos exactos de afluencia a los parques de atracciones, temáticos y de ocio.

En este sentido, el presidente de AEPA cree que uno de los motivos de esta caída de visitantes es que son centros de gran afluencia dirigidos, sobre todo, a familias con hijos, y es cierto que muchos padres son reacios a acudir a este tipo de instalaciones porque no pueden controlar fácilmente que sus hijos mantengan la distancia de seguridad con otros niños, y que se desinfecten las manos en caso de tocar alguna superficie.

Y es que, al igual que ocurre con la falta de turistas en las zonas de costa, el miedo a un posible contagio y la incertidumbre de si se cumplen las medidas de seguridad empujan a las familias a prescindir de estas jornadas de ocio y diversión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *