Y así el Bitcoin regresó a la calma

Y así fue como el Bitcoin regresó a la calma…

Redacción/ Sur Media Madrid/ Opinión
Por: Moris Beracha

Sin duda alguna, fueron varios los días vertiginosos en el mercado de las criptomonedas. Tan solo el anuncio de la inversión por parte de Tesla, liderada por Elon Musk, de una muy significativa cantidad de dinero -1.500 millones de dólares- en Bitcoin hizo que el precio del token alcanzara durante el fin de semana pasado una cotización de más 58.000 dólares.

Entre los argumentos esgrimidos por la compañía para justificar tamaña inversión, destaca que tal adquisición responde a necesidad de diversificar y maximizar el rendimiento de sus ganancias. Además, anunciaron su intención de comenzar a recibir Bitcoin como parte de pago para sus productos en un futuro cercano, de acuerdo con las leyes y de forma, inicialmente, limitada.

Al iniciarse el 2021, ya se observaba un fuerte crecimiento en el precio de este criptoactivo. Para el 31 de enero de 2021, el Bitcoin superaba los 37.000 dólares, pero no fue sino hasta la entrada del mes de febrero, cuando la tendencia comenzó a hacerse más notable. Los optimistas situaban su costo a futuro cercano en 100.000 dólares. Los más conservadores lo limitaron a 50.000 dólares.

Sin embargo, el anuncio de Tesla lo catapultó hasta niveles insospechados en muy corto tiempo, alcanzando el fin de semana del 19 y 20, cotizaciones por encima de los 58.000 dólares, lo que le reportó a Tesla ganancias cercanas a los 1.000 millones de dólares. En total, la subida en su precio fue de 65%, aproximadamente.

Pero el lunes 21 de febrero, comenzó a aclararse el panorama. La euforia inicial por el incremento comenzó a disiparse, dando paso a la tranquilidad y la calma en el mercado de los criptoactivos. Y de esta manera comenzó el descenso, llegando a alcanzar un mínimo de 45.000 dólares para la jornada del día 23, mientras que para el 24 de este mes, comenzó a notarse un ligero incremento, que le permitió alcanzar nuevamente un precio superior a los 50.000 dólares.

Así como la subida le reportó a Tesla lucrativas ganancias, también le significó pérdidas en Wall Street. Las acciones del fabricante de automóviles eléctricos cayeron esta semana, borrando de un solo plumazo todas las ganancias acumuladas desde que se inició este año. Las causas: las ventas generalizadas en el sector tecnológico y la caída del bitcoin.

El ejemplo de Tesla es una señal para los noveles inversionistas de que no siempre se tienen todas las de ganar al mismo instante. Hay que ser perseverante al momento de invertir y esperar el momento propicio. De seguro esa empresa seguirá manteniendo su posición en Bitcoin no obstante el descenso, por cuanto se sabe que es una apuesta a mediano y largo plazo. Por ahora, el mercado está en calma. Luego, no se sabe.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.